#37 Los cuentos de Lydia Davis

Así empieza la historia: alguien camina por Brooklyn, llega a una librería y se topa con un afiche: esa tarde estarán Phillip Lopate y Sigrid Nunez hablando sobre Susan Sontag. Ese alguien entra a la tienda, piensa que tiene mucha suerte, y que debería compensar dicha suerte comprando un libro. Lo piensa mientras hace tiempo, el tiempo suficiente que pasará hasta que conozca a Lopate, su escritor aburrido favorito. En una estantería, los mismos empleados de la librería eligen sus favoritos. Una tal Sarah ha elegido The collected stories de Lydia Davis. No la conoce, pero ha visto el libro en otras librerías, en las listas de más vendidos. La tapa naranja y las letras mayúsculas. LYDIA DAVIS. Decide no comprar el libro.  Días después, encontrará el libro en internet. Fin de la historia.

Ahora, lo que importa: lo que no sabe el protagonista de la historia, es que Lydia Davis es muy importante. Que su Collected Stories es quizás el punto cúlmine de una trayectoria dedicada al cuento corto, o no solo a eso, sino también a la traducción, esa labor que la llevó a traducir la Recherche de Proust al inglés. No sabe también que ese libro ya está siendo traducido al español, y que los Cuentos Completos de Lydia Davis –ayer el personaje de la historia supo que Lydia es la ex de Paul Auster, pero eso importa poco – serán editados por Seix Barral. Tampoco sabe que Rodrigo Fresán escribió hace algunas semanas sobre ella en Radar Libros. Pero no lo citaremos, porque esta antología transitoria de libros intentará desprenderse del fantasma de Fresán tanto como pueda.

Anuncios

#38: Saliendo con un Chabon

Ayer pensaba que estaría muy bien leer una novela de Michael Chabon. O al menos, dos de las que he leído, porque Las aventuras de Kavalier & Clay y El sindicato de polícia Yiddish generan por sobre todas las cosas, nostalgia de haberlas leído. También dan risa, también son tiernas y entretenidas, pero me entienden. Ayer también veía un capítulo de Friends donde Rachel se volvía loca porque Ross se iba a casar con Emily, y supongo que tiene que haber una relación entre esa sensación que le queda a Rachel, con la que me queda a mi, ahora que pienso en Michael Chabon. Una pequeña obsesión por tener amigos como Kav y Clay. Una pulsión por vivir seguidamente lo que solo leemos desde fuera. Podría ser envidia, pero también es otra cosa.

Les contamos que Chabon –según cuentan varias páginas– lanzará una nueva novela este año. Se llamará Telegraph Avenue y según cuenta el mismo Chabon, emm, mejor léanlo ustedes mismos en este link. Además, se supone que habrán películas de las dos novelas de arriba. Quién sabe.

#39: Fuimos Philip Roth


Desde el 2008, se lanzaron en español cuatro novelas de Philip Roth: Sale el espectro, Indignación, La humillación y Nemesis. Todas por Mondadori. Hablamos de todas ellas y leímos la mitad. ¿Conclusiones? Cada vez nos gusta menos. Sin embargo, Roth tiene un pasado inmenso y solo ese vislumbramiento alcanzaría para elogiarlo todos los días. Recordamos la primera vez que lo leímos, a fines del 2006. Tomamos una copia de Patrimonio, del Café Literario de Providencia. Lo leímos tan rápido que ya nos olvidamos de qué trataba. Pero claro, recordamos algunas cosas: el padre, la casa del padre, los recuerdos del padre. Y el estado de cosas que se genera después de haberlo leído, podría asimilarse a, bueno, diría que a una tarde donde estás con tu abuelo, ese abuelo te cuenta una historia, y sabes que detrás de esa historia está el relato de gran parte del mundo. Mi abuelo, que no contaba historias –o al menos no recuerdo que me haya contado una– podría haber querido leerlo. Pero tampoco leía. Por eso, cuando la gente quiere tanto a Philip Roth, comienzo a preguntarme si es porque no tuvieron abuelo, o porque lo consideran un buen escritor.

Philip Roth sigue ahí. Quizás se gane el Nobel, algún día. Por mientras, obtuvo hace un tiempo el Man Booker y hace unas semanas la editorial Galaxia Gutenberg lanzó su Trilogía americana en un solo tomo.  No hay más que decir, granpa.

Final

Fácil. Este blog se acaba y esto es el final. Muchas gracias a todos por apoyarnos, visitarnos y seguirnos, durante estos tres años. Y nada, búsquense otro más bueno, vuélvanse a enamorar. Antes de despedirnos, escribiremos los 39 últimos posts. Un post por cada mes que estuvimos. A veces, los post serán recuentos, y otros serán novedades. Tirar y aflojar, como todo en la vida.

So long, fools.

Severina

Rodrigo Rey Rosa no publicaba desde el 2009, año en que apareció su elogiada novela El material humano, por editorial Anagrama. Dos años después, el escritor guatemalteco vuelve -ahora por editorial Alfaguara- y lanza su libro Severina. Como no nos gustó la portada, no se las mostraremos por acá, pero les dejaremos el link para que la vean. También, por supuesto, les dejamos las primeras páginas del libro. Así que amen a Rey Rosa en las páginas de regalo que tan gentilmente ofrecen las editoriales. También les dejamos el imparcial comentario de la contratapa, que dice:

Un delirio amoroso. Así define su autor esta novela, en la que la monótona existencia de un librero se ve conmocionada por la irrupción de una consumada ladrona de libros. Como en un sueño obsesivo en el que se difuminan las fronteras entre lo racional y lo irracional, el protagonista se va adentrando en las misteriosas circunstancias que rodean a Severina y en la equívoca relación que mantiene con su mentor, a quien presenta como su abuelo, al tiempo que alimenta la esperanza de que la lista de libros sustraídos la ayudará a entender el enigma de su vida.

Rodrigo Rey Rosa ha creado una novela perturbadora acerca del poder a la vez alienante y liberador del amor, que confirma su lugar de privilegio en la literatura contemporánea.

Vila-Matas piensa en su arte

Juro que estuve una hora entera planeando qué título poner a este post y al fin decidí hacer como Antonio Vodanovic. Enrique Vila-Matas, nuestro querido Vila-Matas, ha pasado de Anagrama a Seix Barral y luego de su Perder teorías, llega a publica a Mondadori. Específicamente a Debolsillo, donde reedita su novela Dublinesca y además presenta dos recopilaciones imperdibles: Chet Baker piensa en su arte y En un lugar solitario. El primero, una selección de relatos, y el segundo una reunión de sus primeros libros. Así lo explican en Algún día en alguna parte:

En Chet Baker piensa en su arte, la novela corta (o relato de ficción crítica, según el autor) que da nombre al libro es una interesantísima pieza de larga extensión, subtitulada Doctor Finnegans y monsieur Hire, donde un crítico literario, encerrado una noche en un hotel de Turín,  busca el punto de unión entre la literatura radical encarnada por el último Joyce y la literatura tradicional de calidad representada por Simenon; busca el libro que uniría idealmente a los lectores de relatos minoritarios y muy exigentes  con los de historias más comerciales. Chet Baker piensa en su artees una original novela corta, que puede verse como legítima –aunque osada- continuadora de la trilogía o “salto inglés” que inició Dublinesca.

En un lugar solitario, que reúne los cinco primeros libros que publicó el autor, cuenta con un formidable y extensísimo prólogo inédito del propio Vila-Matas donde hay sorprendentes revelaciones mientras se narran  las  extrañas circunstancias que rodearon sus años de principiante en el mundo de la literatura.

La nueva de Siri

Una de las cosas que más me gusta de la industria editorial gringa es que todos los libros vienen subtitulados como “a novel” o “short stories” o “a memoir”. Lo encuentro choro no más. Y por eso fue bacán encontrarse con The summer without men, la nueva novela de Siri Husvedt -no pondré que es la esposa de Paul Auster, lo juro- que ha recibido buenas críticas en país. Y también en Inglaterra, donde dicen:

Hustvedt makes it all seem effortless. For a novel concerned in greater part with pain, rejection, madness and encroaching death, it’s an astoundingly joyful read, an apparently artless jumble of scenes, memories, letters and emails, scraps of poetry, rhetorical riffs. Mia rages and repents, but she never loses her mordant sense of humour. “I took it like a woman,” she writes of her husband’s decision to move in with the Pause. “I wept.”

Mañana nunca lo hablamos

Mañana nunca lo hablamos es el nuevo libro de uno de nuestros escritores contemporáneos favoritos: Eduardo Halfon. Y cuando empezamos a escribir este post, nos dimos cuenta que habían varias concordancias con los últimos libros de Patricio Pron y Alejandro Zambra. Ya saben: padres, hijos y todos esos temas que se les ocurren a los escritores para no hablar de amor. Pero los apoyamos, escritores. Siempre los apoyaremos. En fin, no divagamos más y les contamos que Mañana nunca lo hablamos ha sido publicado por Pre-textos, y en una entrevista reciente, Halfon contó de qué venía su libro. Esto fue lo que dijo:

¿De qué trata Mañana nunca lo hablamos?

El día después de cumplir diez años me partí en dos. Era agosto del 81. Guatemala era un caos. Recuerdo tiroteos, disparos sueltos, combates en las calles y barrancos y hasta uno enfrente de mi colegio, con todos los alumnos recluidos dentro. Recuerdo al nuevo guardia de seguridad que llegaba a la casa en las noches y se sentaba al lado de la puerta principal envuelto en un poncho, con una enorme escopeta sobre el regazo y un tibio termo de café en las manos. Recuerdo el sonido de las palabras de mi papá ¾no tanto las palabras sino el sonido que hacían¾, al anunciarnos que saldríamos del país. Yo estaba en la orilla de mi cama, recién bañado, con el pantalón del pijama aún en las manos. Tardé en comprender aquellas palabras. Tardé en terminar de vestirme. El día después de mi décimo cumpleaños, entonces, salimos huyendo con mis papás y hermanos hacia Estados Unidos, y yo me partí en dos. Mi lenguaje se partió en dos. Mi memoria se partió en dos. Un pedazo de mi memoria, el primero, el más diáfano y liviano, se quedó suspendido en la Guatemala de los años setenta. Supongo que este libro es mi manera de volver en el tiempo, y buscarlo.

Wakolda, la nueva novela de Lucía Puenzo

Nosotros no concíamos a Lucía Puenzo sino hasta que ella apareció en Granta. Luego la olvidamos. Luego la recordamos y la buscamos y encontramos una noticia. Lucía Puenzo -que es también directora de cine- acaba de publicar por la editorial Wakolda, por la editorial Emecé. Y bien, la nota de Radar Libros nos cuenta que:

La novela de Puenzo transcurre durante 1960 y se nutre de elementos históricos reales y de mitos: la información sobre el acecho y el secuestro de Adolf Eichmann en San Fernando a cargo del Mossad, por ejemplo, escuchada por radio en Bariloche por un grupo de amigos de Mengele; o los restos de una construcción de hormigón en Villa Tacul, hipotético refugio nazi; o la aparición de Nora Eldoc, víctima de los experimentos de Mengele en Auschwitz, ahora tras sus pasos. En el último tramo de Wakolda, la vertiente de información real amenaza con interferir –datos que parecen provenir de Los asesinos entre nosotros, de Simon Wiesenthal, por ejemplo–, sin que diluya, sin embargo, el resplandor abominable que ronda a Lilith y a su familia. Porque se sabe que Mengele murió muchos años después.

Caracteres blancos


Aunque en Chile la crítica no lo trató tan bien, el último libro del escritor chileno Carlos Labbé, de nombre Caracteres blancos, fue lanzada en España por la editorial Periférica, la misma que ya le había publicado Locuela y Navidad y Matanza. Y Labbé, que fue elegido por Granta hace ya un tiempo, no se queda con eso. Hace algunas semanas La Tercera nos contaba que estaba en Estados Unidos como invitado por  Granta y que se aprestaba (es un decir) para lanzar su libro Piezas secretas contra el mundo. En realidad no tenemos nada más que decir, pero si quieren saber algo más del libro, hagan click aquí.

El ruido de las cosas al caer

Ya está en Chile -y, supongo, en todo Latinoamérica- la novela ganadora del Premio Alfaguara 2011, El ruido de las cosas al caer, del escritor colombiano Juan Gabriel Vázquez. De hecho, está tan acá que ya lo tengo (lo estoy mirando y lo estoy pateando) y por lo que he leído, va muy bien, aunque es esa clase de novelas que no te dan descanso porque las hojas están llenas de palabras y no hay ni diálogos. Pero bueno, no me crean el “aunque”. Por eso, mucho mejor, les dejamos por mientras un adelanto de la novela, y bueno, si no se quieren comprar el libro de Isabel Allende ni quieren saber nada de ella, mejor compren este.

¿Quién es Etgar Keret?


Es un escritor y director de cine israelí que no conocía.

Tampoco lo conozco ahora.

Digo, que no he estado nunca con él, ni he leído sus libros. Solamente he visto la portada de algunos de ellos.

Pero se me olvidaron facilmente.

Hoy, sin embargo, lo recuerdo, y me encuentro con un artículo de Rodrigo Pinto sobre dos libros de Keret, que, al parecer, todos quieren mucho. Los libros se llaman Pizzeria Kamikaze y Extrañando a Kissinger. Uno de ellos ha aparecido en la editorial Sexto Piso, pero no tenemos idea si está en Chile. Etgar Keret también tiene su propia página web, que está escrita en hebreo porque él escribe en hebreo. Todo tiene sentido.

Otro de Pron

En Chile, la recopilación de cuentos El mundo sin las personas que lo afean y lo arruinan, del escritor argentino Patricio Pron fue muy bien recibida, a pesar que el tiraje de ejemplares no fue excesivo y de la novela El comienzo de la primavera pocos se acuerdan. Pues bien, chilenos, sepan que acaba de aparecer en España la novela El espíritu de mis padres sigue subiendo en la lluvia, que tiene una linda portada y que ya tiene a Pron dando entrevista, como ésta, en la que cuenta:

Se trata, como el propio autor reconoce, de su primera incursión en el género de no ficción y de ahí que su principal miedo fuera «hacer perder el tiempo a los lectores». Un temor que ha desaparecido al ver el libro traducido a varios idiomas y recibido por lectores de calidad, la «marca» del éxito en literatura, según el escritor.

Pueden leer el inicio de la novela, aquí.

Los ingrávidos

Ya habíamos hablado los miembros de este blog la impresión que nos generó Papeles Falsos, el primer libro de Valeria Luiselli. Meses después, Luiselli vuelve a publicar y no podemos estar más contentos, porque cuando la entrevistamos -en la desaparecida 60watts- nos contó que estaba escribiendo una novela, y nosotros imaginábamos que pasarían años, quizás décadas, para que volviera a la librería. Pero no, ya está en México Los ingrávidos, una novela sobre New York, sobre el poeta mexicano Gilberto Owen y sobre ella misma, quizás. Si quieren saber más de la novela, pueden entrar a esta página, o leer este párrafo elogioso de El Economista, donde dicen:

Con base en los fragmentos, Valeria Luiselli construye un edificio narrativo con habitaciones vacías, macetas abandonadas, historias evanescentes: un edificio que se construye con las materias más vitales: el estómago, el sexo, el olfato, los nervios, la piel, el oído, los sueños, el tedio, la familia al desayuno, el matrimonio en sus desvelos, el espíritu y su ostensible paranoia. Una novela que es grave en su nutrida ingravidez. Un debut formidable.

Sergio Pitol siempre está

Los miembros de este blog deben agradecer por siempre a Rodrigo Pinto el haber escuchado, por primera vez, palabras elogiosas sobre el escritor Sergio Pitol. Antes, para los miembros de este blog, el nombre Sergio Pitol solo era un mal nombre de escritor. De hecho, no sabían que era mexicano, y lo confundían usualmente con el escritor Alvaro Pombo. Pero ahora no. Ahora el nombre suena bien y nos arrepentimos de nuestro pasado, como siempre. Pero no nos desviemos en digresiones, pues mientras nosotros hablamos de nosotros mismos, y en México se lanza una colección de las traducciones de Sergio Pitol (Jane Austen, Conrad y Henry James) bajo el título de Sergio Pitol traductor, en España la editorial Anagrama decidió publicar el libro Una autobiografía soterrada, el libro que hace un tiempo el escritor nacido en Puebla lanzó por Almadía y que funciona como autobiografía, porque así lo dice el título, y porque Pitol, en una entrevista, dice esto:

No lo veo como un ajuste de cuentas, sino como el espacio donde convergen los intereses, gustos, dolores, desde una perspectiva en la que la parodia juega un papel fundamental.

Comer animales

Jonathan Safran Foer, el escritor de Todo está iluminado, lanzó hace al menos un año Eating Animals, su ensayo sobre el mundo de los carnívoros y la industria que está detrás de ellos (¿se trata de eso, cierto?). El libro resultó un éxito en Estados Unidos y ahora llega a España bajo el título Comer animales. De hecho, Safran Foer estuvo en España dando entrevistas, sonriendo y presentando su libro. En ADN lo entrevistaron y esto fue lo que dijo:

Todos tenemos nuestras hipocresías. También me gusta comer huevos y queso. He sido vegetariano 15 veces. Pero hay que empezar diciendo ‘no’ a algo”, se justifica. Y para animar a la gente a abrazar el veganismo ofrece un dato de esos que te hacen pensar “touchée“: “Decir ‘no’ a la ingesta de carne es más fácil que reprimir la pulsión sexual, y bien que no nos vamos acostando por ahí con todo el mundo“.

Vuelve Fresán

Desde hace un buen tiempo, el escritor argentino Rodrigo Fresán ha publicado sus libros en la editorial Mondadori. Su última novela, de hecho, El fondo del cielo, fue lanzada por esa casa editorial y también maneja una colección de literatura (Roja & Negra). Sin embargo, lo que parece interesante es que Fresán reeditará sus libros por este sello. Así, en mayo aparecieron nuevas versiones de Esperanto y Mantra (que había salido por Mondadori, pero igual). Como nadie ha hablado de esto, no tenemos un link para compartir. Pero las portadas están lindas. Se las dejamos.

3 años de lavidaretirada

Amigos:

Esto suena a despedida, y en parte lo es. Hace tres años, estaba acostado pensando cuándo Iván Thays volvería a postear. No sé por qué, pero me parecía imposible tener que pasar días sin leerlo. Ese blog, creo interpretar a muchos, se volvió una obsesión. Así que, en ese momento, en que la obsesión me superó, decidí reemplazarlo. Por supuesto, era un reemplazo amigable. Quería, sobre todo, hacer algo con mi tiempo libre, pero al mismo tiempo, trabajar para otros, no quedarme esperando que otros hicieran el trabajo por mí. Así que comencé, un 27 de marzo, nuestravidaretirada.

Luego, el blog se convirtió en algo mucho más grande. Para mí, no en términos de popularidad. No es necesario decir (pero lo digo) que este ha sido una de las mejores cosas que he hecho, y espero que durante estos tres años ustedes lo hayan disfrutado también.

Asimismo, debo comentarles que este blog estará cerrado por un tiempo. Algo así como un mes y medio. Pero mi idea es volver y hacer de este un blog mucho mejor, más lindo y más gracioso. Así que espérennos, si quieren hacerlo, pero por el momento, yo ya no quiero una vida retirada.

Así que, adiós muchachos, ha sido un placer,  y en estricto orden de aparición en la vida de este blog, agradezco infinitamente por el apoyo, las colaboraciones y la buena onda a: Carla Encalada, Alejandro Mena, José Manuel Simian, Felipe Burgos, Diego Barahona, Guillermo Silva, Daniela Carrasco, Carolina Illino y Paty Leiva, Carla Bravo, Patricia Carevic, Carolina Mardones, Antonio Díaz, Diego Zúñiga, Jorge Baradit, Francisco Ortega, Claudia Apablaza, José Ignacio Silva, Rodrigo Pinto, Roberto Santander, Gonzalo Maier, Matías González, Marcela Fuentealba, Israel Centeno,  Constanza Gutiérrez, Pablo Toro, Izaskun Arrese, a toda la gente que nos sigue en twitter, en facebook, todos quienes nos han leído y recomendado, y si se me olvida alguien, lo siento.

Y por supuesto, sigo sin leer Hijo de Jesús, el libro con el que empecé el blog. Pero ahora podré comprarlo.

La sirvienta y el luchador, el nuevo libro de Castellanos Moya

Aunque según la página de la editorial Tusquets dice que el libro se lanzó en febrero, no se ha hablado mucho de La sirvienta y el luchador, el último libro del escritor nacido en Honduras. De todas maneras, le haremos justicia. La sirvienta y el luchador es el nuevo libro de Castellanos Moya. Fin. No, mentira. Hace poco tiempo, Castellanos Moya dio una entrevista sobre la novela, y dijo:

El autor, que actualmente reside en Estados Unidos, no siente que haya agotado las posibilidades narrativas de la historia de El Salvador: “Tuvimos una guerra civil de una década y cuando hay conflictos políticos tan intensos, la literatura siempre llega bastante tarde y un ejemplo es España, donde el boom de novelas ambientadas en la guerra llegó más de 60 años después”.

En “La sirvienta y el luchador”, Castellanos Moya bordea la guerra civil salvadoreña. “Esta novela se ubica en sus comienzos y puede que siga, pero no tengo ningún plan”, explica.

Recuerda que fue una guerra cruenta, en la que uno de los bandos recibía ayudas de Estados Unidos por valor de 10 millones de dólares diarios, pero al final ninguna de las partes pudo derrotar a la otra, y de hecho, anota el escritor, “el ejército guerrillero de entonces integra hoy el gobierno”.

Pueden leer acá un adelanto.

Juan Gabriel Vázquez, premio Alfaguara

La novela del escritor colombiano Juan Gabriel Vázquez, El ruido de las cosas al caer, fue elegida hoy como ganadora del premio Alfaguara de novela. Vázquez es autor del libro de relatos Los amantes de Todos los Santos y de dos novelas. Su novela  Los informantes fue elegida en Colombia como una de las novelas más importantes de los últimos veinticinco años y fue finalista del Independent Foreign Fiction Prize en el Reino Unido. Historia secreta de Costaguana ha obtenido el premio Qwerty a la mejor novela en castellano (Barcelona), el premio Fundación Libros & Letras (Bogotá) y está actualmente en la lista de los finalistas del finalista del Independent Foreign Fiction Prize que se falla el próximo 26 de mayo en Londres (CACHARON EL MEDIO COPY/PASTE QUE ME MANDÉ).

Para leer un avance de la novela, hagan click aquí.